Home

La Asociación de Víctimas del Terrorismo clama de nuevo contra los etarras hoy, y como tantas veces, con excesiva furia.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo salta hoy a la palestra criticando las decisiones de Estrasburgo respecto a la Doctrina Parot y la posible excarcelación de una etarra (y varios más que podrían seguirla). Y una vez más, esta asociación deja de lado la justicia y las bases del sistema penal español para pedir venganza, aunque ellos lo llamen también justicia.

Huelga decir que aunque estas palabras puedan sonar frívolas, hay que comprender el dolor y la gran pérdida de estas personas. Efectivamente, los terroristas, como cualquier persona que atenta contra la vida humana, hacen un daño gigantesco a la sociedad y en concreto a las familias de los asesinados, y deben por tanto cumplir una pena acorde. Pero nuestro sistema judicial y penal se asienta sobre los pilares de la integración y la reinserción, y no sobre la venganza y el castigo, y con el fragor de la batalla por la defensa de la memoria de los perdidos tiende a olvidarse esto.

La furia que muestran las portavoces de esta asociación al hacer declaraciones deja de lado estos pilares, y las demandas de este colectivo acaban centrándose en pedir más condena y que se mantenga de por vida en la cárcel a quienes segaron la vida de sus familiares, independientemente de si han dado signos o no de reinserción o arrepentimiento. Postura completamente errónea, especialmente porque en lugar de fomentar la convivencia y la rehabilitación de estos individuos que delinquieron en un momento dado se crea más violencia en torno a ellos y las víctimas que ahora los persiguen. Y al mismo tiempo se olvida el sufrimiento de las familias de los terroristas, que aunque su familiar haya asesinado a alguien, sigue siendo un padre, hermano o hijo, y difícilmente le dejarán de lado (aún sin tener una especial afinidad ideológica), promoviendo así las proclamas de las víctimas del terrorismo una espiral de violencia, sea física o psicológica.

Conviene por tanto revisar estos conceptos básicos y tratar de ver más allá de los ojos y vivencias de uno mismo. Porque aunque el cuerpo pida una cosa, a veces hace mucho daño seguir ese impulso personal, cosa que se podría evitar parando a pensar fríamente y de manera mínimamente empática.

Anuncios

Un pensamiento en “Confundir justicia con venganza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s