Home

Aquí pueden encontrar un par de recomendaciones para los aficionados al teatro: una de carácter socialmente comprometido, y otra innovadoramente clásica.

Imagen

Tras unos días de relax, toca volver al trabajo. Y en esta vuelta al trabajo, me permito hacer un par de recomendaciones a quien las quiera abrazar para futuros momentos de relax.

Este pasado fin de semana he podido disfrutar, no ya de una, sino dos obras de teatro. Y tras el buen sabor de boca que ha sucedido a ambas, llega el momento de comentarlas en este blog y recomendarlas a cualquier lector al que pueda interesarle.

La primera de ellas fue Un trozo invisible de este mundo, creada por Juan Diego Botto, interpretada por él mismo y Astrid Jones, y dirigida por Sergio Peris Mencheta, que además ha sido recientemente nominada para seis de los premios Max de teatro. Su argumento trata la realidad de la persona migrante desde diversas perspectivas, todas altamente trágicas -aunque también queda espacio en la obra para la risa, aunque más con un efecto desacralizador del drama que por pura comedia-. Asimismo, el drama de la trama capta al espectador con facilidad desde el principio al final, aunque también puede quedar saturado todo aquel que no soporte una visión tan crítica con el mundo y la España actuales. Sin embargo, tanto el que queda satisfecho como el desbordado salen de la sala aclamando la genuina interpretación de Botto y Jones, así como la originalidad de determinados aspectos de la dirección que hacen que la obra tenga muchos más personajes y espacios que los físicamente posibles.

Personalmente, no puedo dejar de alabar esta obra que ya presencié en diciembre en Sevilla, pero que sin embargo, sin necesidad de cambiar una sola coma del guión, me impactó de similar manera. Por tanto, solo queda recomendar a los posibles lectores, especialmente a los que se encuentren a lo largo y ancho de la geografía catalana, valenciana o madrileña, que aprovechen la gira con la que esta obra ha vuelto a ponerse en marcha, y acudan a su teatro más cercano.

La segunda de las obras poco tiene que ver con la primera, salvo en sus ganas de impactar a su público. Se trata de Fuenteovejuna, de la compañía Obskené.

Esta modesta producción, que comienza ahora una intermitente gira por España, supone una innovadora adaptación de la obra de Lope de Vega, en la que se compagina la historia original con reflexiones y desvaríos actuales, creando dentro del argumento momentos muy cómicos. De esta manera ofrecen el contenido de la obra original para aquellos que la desconocen a la par que un toque fresco para aquellos a los que no les resulta ajeno el conocido texto. Y al mismo tiempo tratan también de acercar un clásico como este al público popular mediante una técnica extraída de la compañía lorquiana La Barraca -según ellos mismo afirman-, como es la alternancia entre el verso bárroco y el lenguaje actual.

Todo ello crea un compuesto escénico que, si bien puede resultar extraño a algunos, no deja indiferente a nadie. En definitiva, es una apuesta innovadora digna de ver.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s