Home

Una breve mirada a los resultados de las elecciones europeas que tuvieron lugar ayer 25 de mayo en toda España.

Pasaron las elecciones. Acabó la incógnita, dando paso a las realidades post-electorales. Y ahora llega el momento del análisis, tanto desde los propios partidos como desde la ciudadanía, para ver qué panorama político puede esperar en el futuro presente.

El gran debate se centra en torno a quién es el ganador. El PP se otorga el título al ser el que más escaños ha conseguido, pero ha sufrido un fuerte descenso -8 escaños menos que en 2009- y pocas formaciones nacionales le brindarán apoyo. Por otro lado, los minoritarios se muestran orgullosos por su fuerte ascenso y su “asalto” al bipartidismo, pero la verdad es que ni siquiera todos juntos pueden superar la mayoría que juntos conformarían PP y PSOE.

Respecto al bipartidismo, hay que señalar lo que estas elecciones significan en cuanto a su status quo. Como ya se ha dicho, el sistema bipartidista no se ha tumbado, ya que los dos grandes partidos siguen controlando más de la mitad de los escaños españoles del Parlamento Europeo. Sin embargo, los dos grandes partidos no deberían permanecer impasibles tras estas elecciones ya que aunque no hayan tumbado su sistema, sí le han dado un duro golpe. Y solo hay que mirar la progresión del reparto de escaños en las últimas elecciones europeas para ver que el bipartidismo va perdiendo fuerza.

Asimismo, entre los minoritarios cabe destacar a Podemos, gran vencedor de las elecciones con 5 escaños a pesar de su corta vida como partido. Pablo Iglesias y compañía han sabido recoger las reivindicaciones sociales de los últimos años e ilusionar a un sector de la población, lo que les ha valido esta importante representación parlamentaria. Ahora queda ver qué papel cumplen en la Eurocámara y cómo evoluciona el partido.

Respecto al resto, la mayoría ya tenían representación parlamentaria pero han experimentado una subida importante. Izquierda Unida ha pasado de 2 a 6 escaños, pero su discurso no debería ser especialmente triunfalista dado que Podemos le ha dado un duro mordisco a su electorado, sobre todo en Madrid –donde ha sido tercera fuerza-. UPyD ha subido de 1 a 4, Ciutadans y Esquerra entran con 2 escaños, y los ecologistas de  Primavera Europea -Equo-Compromís- y Los Pueblos Deciden se cuelan en el Parlamento con un representante cada uno. El único partido minoritario que no ha subido ha sido la CEU -CIU, PNV…-, que ha mantenido sus 3 escaños de 2009.

Habrá que ver cómo interactúan estas fuerzas políticas diversas en un contexto europeo mucho más amplio que también hay que comentar brevemente. En esencia no es muy diferente al panorama español, ya que el grupo Popular, al que pertenece el PP, ha sido quien más escaños ha obtenido a pesar de un descenso desde las pasadas elecciones, seguidos de los socialdemócratas, que han subido 3 escaños a pesar de la caída del PSOE en España. Entre ambos suman más de la mitad de los diputados del Parlamento, pero su interacción debería ser complicada, lo que haría entrar en juego al resto de grupos.

EuropeasAsimismo, la mayoría de grupos minoritarios se han mantenido en un número similar de parlamentarios. Los que han aumentado significativamente son los independientes, no adscritos a ninguna de las coaliciones europeas -como es el caso de Podemos-. Entre este ascenso de los independientes hay que señalar el fuerte crecimiento de la ultraderecha europea, que ha ganado muchos apoyos en países como Francia, Croacia o Dinamarca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s