Home

Respuesta al vídeo que está corriendo por Internet sobre las diferentes reacciones de la gente ante una pareja peleándose alternativamente.

Esta mañana está corriendo por las redes sociales una cámara oculta en la que una pareja se pelea, mostrándose primero el hombre en una postura agresiva y más tarde la mujer. El vídeo es el siguiente:

Este experimento parece buscar demostrar como la sociedad responde de manera diferente a la violencia dentro de la pareja dependiendo de si es ejercida por el hombre o por la mujer. Ciertamente lo demuestra, aunque tampoco es necesario recurrir a una cámara oculta para demostrar tal cosa. Sin embargo, este vídeo puede transmitir una idea equivocada sobre la violencia de género, especialmente con el dato que dan al final de que el 40 por ciento de los casos de violencia doméstica son sufridos por hombres.

La violencia de género no es un fenómeno estrictamente puntual y personal. La problemática de este tipo de casos es que existen estructuras sociales que refuerzan una jerarquía del hombre sobre la mujer que potencian este tipo de violencia. No es simplemente que alguien pegue a alguien; es que alguien, hombre, agreda a su pareja, mujer, representando ambos los roles de género habituales: el hombre, dominante en la pareja, la mujer, más pasiva y obediente.

En este último punto reside el grueso de la cuestión. ¿Por qué no es lo mismo que un hombre pegue a su novia que al revés? Porque ambos tienen un lugar en la sociedad, y una forma de actuar conforme a la cultura que reciben. El hombre por lo general es menos dócil que la mujer, puesto que la cultura patriarcal le educa para ser independiente, mientras que la mujer es educada en un papel más pasivo. En este último aspecto la cultura occidental está cambiando, pero a un paso infinitamente más lento de lo que sería deseable.

La conflictividad de la violencia de género reside en la dependencia -especialmente sentimental- de las víctimas sobre los agresores y en el sentido de propiedad y superioridad del hombre sobre la mujer. Asimismo, resulta obvio que difícilmente pueden cumplirse estos patrones de manera inversa en la relación, y los casos en que una mujer pueda ejercer la violencia sobre el hombre de esta manera son residuales -si es que existen-.

Por otro lado, cabe contraponer un dato al que aporta este vídeo. Mientras sus autores afirman que un 40 por ciento de la violencia doméstica es sufrida por los hombres -aunque no se especifica en qué país se realiza el estudio, ni cuál es la fuente de estos datos, ni qué consideran violencia doméstica- en España, según datos del Ministerio de Sanidad, han habido 25 víctimas mortales por violencia de género en lo que va de año -actualizado el pasado día 26-. En 2013 hubieron 54.

Violencia de género

¿Cuántos hombres han muerto a manos de sus parejas por esa “violencia doméstica” que reclama este vídeo? Que se sepa, ninguno. Porque no es lo mismo, aunque algunos se empeñen en confundirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s