Home

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado asiste a los solicitantes de asilo, pero apenas un 20 por ciento lo consiguen.

Según un informe publicado esta semana, en 2013 llegaron a España 4.502 solicitantes de asilo que esperaban poder escapar a las realidades de sus países de origen. De ellas, 1.478 eran de Malí y 725 de Siria, países que viven duros conflictos armados. Pero a pesar de que pueda parecer que la simple procedencia de uno de estos países sea motivo para conseguir asilo político, conseguir el estatuto de refugiado no es una tarea fácil. Es más, según publicó también esta semana eldiario.es, solo 4 de los 725 sirios que pidieron asilo en España fueron reconocidos como refugiados.

Gráfico de CEAR sobre las resoluciones de 2013.

Gráfico de CEAR sobre las resoluciones de 2013.

Los autores del citado informe no son otros que la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que trabaja estrechamente con este colectivo para ofrecerle la protección que necesita. Además de señalar la cantidad de personas que llegan al territorio español en estas circunstancias, esta organización también trata de ayudar a los mismos para que consigan el  reconocimiento como refugiados anteriormente nombrado, así como para que puedan introducirse más fácilmente en la sociedad española.

Sin embargo, un grueso de los solicitantes no consiguen el estatuto de refugiados. Según datos del mismo informe, en 2013 solo 535 de las 2.365 resoluciones que hubieron relativas a peticiones de asilo fueron favorables –un 22 por ciento-. Y solo en 205 casos –un 8,6 por ciento- se reconoció como refugiado al solicitante, ofreciéndoseles a casi todos los demás la protección subsidiaria –estatuto similar al del refugiado pero menor, especialmente en el tiempo de residencia en el país-.

Todos estos datos dejan entrever lo complicado que es para el solicitante de asilo conseguir su objetivo. Y difícilmente podrían muchos de ellos llevar adelante estos trámites si no fuera por la ayuda que reciben de algunas organizaciones, entre las que destaca la ya citada CEAR.

IMG_6906

Entrada de la sede de Barcelona de CEAR y cartel. /CCAR

Esta entidad, que en 2014 cumple sus 35 años de existencia, trata de cambiar la realidad de estas personas a través de dos áreas de trabajo según cuenta Pascale Coissard, responsable del área de incidencia en la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR), división de la organización que opera en la comunidad autónoma. “CEAR defiende el derecho de asilo y los derechos de las personas refugiadas a través de dos líneas: tanto la de atención como la de sensibilización e incidencia, política y social”.

La atención

La primera de estas dos partes de su actividad, la de atención, consiste en el trabajo directo con las personas, la asistencia en todo lo que necesitan, especialmente a su llegada al país. En este sentido se ofrece a los refugiados los servicios de acogida, atención jurídica, atención social y formación y empleo.

Cuando llega un nuevo solicitante, los servicios que más destacan son los de acogida y atención jurídica. El primero garantiza que sus necesidades básicas estén cubiertas, bien sea por la acción de la CEAR o porque deriven a estas personas a otros servicios que puedan satisfacer sus necesidades. El segundo se asegura de ir cumpliendo con los trámites y preparar la solicitud. En esta área, es necesario un estrecho trabajo de los voluntarios y trabajadores de la organización con los refugiados, dado que necesitan esclarecer la forma en que esa persona ha llegado a España y las razones que amenazan su vida, según cuenta Eva María Tabaco, voluntaria del área jurídica de CEAR. “Ellos aquí nos cuentan cómo han llegado a España y todo su trayecto, y así su historia tiene más veracidad –explica la joven licenciada en Derecho-. Sobre todo, en el informe la cuestión es que cuadren las fechas y los sitios y darle un poco de explicación a la situación del solicitante”.

Cartel de la CCAR. /CCAR

Cartel de la CCAR. /CCAR

Pero como el proceso es largo, el servicio sociolaboral de la CEAR permite al sujeto acceder a un piso de acogida durante 6 meses, según afirma Coissard. Tiempo en el que además puede empezar a estudiar la lengua y todo lo necesario para vivir en su nuevo entorno, además de descansar de la travesía que viven hasta llegar a este punto.

Sensibilización e incidencia

La segunda línea de acción de CEAR, la de sensibilización e incidencia, consiste en el intento de extender su compromiso a toda la sociedad española, para hacerla consciente de la situación que viven los refugiados y tratar de que la gente abra sus brazos a estos extranjeros. En este sentido, Coissard –que trabaja en esta área- declara también que tratan de hacer comprender a la sociedad española que los refugiados no tienen que integrarse aquí, sino que ser incluidos, ya que tenerlos en el país “es una riqueza”, dado que según ella “vienen con sus particularidades, pero también aportan”.

Coissard, delante de un cartel de la CCAR. /CCAR

Coissard, delante de un cartel de la CCAR. /CCAR

Asimismo, también señala que la historia de los españoles debería despertar empatía hacia los refugiados. “Creo que los españoles en particular deberían tener una sensibilidad especial hacia los refugiados, porque España ha sido un país emisor de refugiados durante muchos años”. En este sentido destaca la experiencia de muchas familias españolas como refugiadas en Francia y en América Latina, con acogidas muy diferentes en ambos casos. “Nosotros jugamos un poco con este pasado y mostramos el lado positivo de lo que las personas refugiadas han podido aportar, tanto en España como en Europa”.

En esta línea se encuentra también la campaña que vienen realizando desde hace tiempo contra las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla, llamada “Hay que cortarlo”. Gran parte de los esfuerzos de la entidad en esta materia están yendo a esta campaña, y no es por casualidad. Según explica Coissard, “entre las personas que saltan las vallas hay algunas que son refugiados”, por lo que deberían recibir una protección especial y su condición debería ser revisada. Pero por ahora, las cuchillas siguen en la valla.

Solución nacional para un problema internacional

Sin embargo, CEAR tiene grandes limitaciones. Especialmente porque afrontan un problema internacional desde la perspectiva nacional.

Por un lado, es complicado localizar a todos los refugiados que llegan. “Lo malo es poderlos detectar –según afirma Tabaco-, que a lo mejor con un poco más de presencia en los países de origen sería más fácil, sabiendo quiénes son desde que se acercan a la frontera”. Pero la propia voluntaria es consciente de lo complicada que es esta idea y no duda en afirmar que no sabe si sería factible.

Por otro lado, su labor no llega a la raíz del problema, que se encuentra más allá de las fronteras nacionales. “En la línea de incidencia hay una línea de denuncia de lo que pasa en el país de origen, pero no trabajamos en él –afirma Coissard-. Esto es algo fundacional de la CEAR, que hace el trabajo desde aquí”. A pesar de ello, la activista señala a algunas de sus compañeras de Madrid, que tienen un proyecto en Rabat junto con la asociación marroquí de derechos humanos. Pero admite que ese no es el centro de su trabajo, y que su labor se ciñe solo a las fronteras españolas.

Gráfico de CEAR sobre las resoluciones de asilo en la UE.

Gráfico de CEAR sobre las resoluciones de asilo en la UE.

Sin embargo, estas limitaciones no empañan su importante labor en el terreno nacional con este colectivo, así como con los apátridas –personas que han perdido su nacionalidad-, grupo menos conocido que el de los refugiados a los que también tramitan sus solicitudes de asilo. Porque el porcentaje de solicitantes de asilo que llegan a ser reconocidos como refugiados, o que al menos reciben una resolución favorable, es pequeño –especialmente si se compara con países como Suecia-, pero sería aún menor si no tuvieran asistencia jurídica, perdidos entre la farragosa burocracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s