Home

Un rápido repaso a las semifinales del Mundial de Brasil y a las posibilidades de cada uno de los contendientes.

Mañana arrancarán las semifinales de Brasil 2014 con Brasil y Alemania tratando de hacerse un hueco en la final de Maracaná. Holanda y Argentina tendrán que esperar un día más para decidir quién sigue en la competición. Y para que no se escape nada sobre estos dos grandes partidos que absorberán la mayor de la audiencia mundial, aquí tenemos un breve análisis sobre los dos encuentros.

Brasil-Alemania

Llega el momento de la verdad y tanto brasileros como teutones llegan con ciertas dudas. Los locales han perdido a su estrella después de que sufriera una fractura en la tercera vértebra por un rodillazo del colombiano Zúñiga. Pero como ha dicho Joachim Löw, esta baja hace incluso más difícil el partido para Alemania. Oscar y Hulk tendrán ahora más libertad, y la entrada de Willian hará que el potencial ofensivo de la canarinha no tenga porqué resentirse. Sin embargo, Brasil ha levantado muchas dudas hasta ahora, pasando con apuros ante Chile y Colombia, y Alemania parece un duro escollo que tal vez no sean capaces de pasar. Y más con la baja por sanción de Thiago Silva, hombre fundamental en la Brasil de Scolari.

Frente a ellos estará la selección germana, que tampoco ha dado una clase de fútbol para llegar a la semifinal. También han pasado apuros por el camino, aunque en cuartos dejaron en la cuneta a una selección de mayor renombre, como es Francia. Pero el juego teutón no termina de enganchar y dista mucho del que practicaban en Sudáfrica 2010 que enamoró al mundo entero. Principalmente porque en la mediapunta ni Özil ni Gotze están haciendo un buen mundial y en la punta de ataque Klose acusa los años sin un relevo de garantías.

Respecto al partido, no parece que vaya a ser muy vistoso. Ambos equipos disponen de jugadores de gran calidad, especialmente en la mediapunta, pero vienen practicando un juego más que prudente, utilizando un centro del campo más bien rocoso. Está por ver si Löw mantiene su apuesta por Klose del último partido o si opta de nuevo por Muller como falso 9 y un centro del campo con más toque, pero en cualquier caso no parece que el partido vaya a decidirse por una gran diferencia.

Holanda-Argentina

Los combinados de Holanda y Argentina tendrán que luchar este miércoles por el hueco que quedará libre en la final. Ambos han llegado hasta las semifinales con ciertos apuros, a pesar de no tener un camino demasiado difícil, y afrontan el partido con posibilidades.

La oranje tuvo que esperar hasta los penaltis para batir a la revelación del Mundial -Costa Rica- en cuartos de final, lo que genera ciertas dudas sobre su potencial, especialmente después de que contra México tuviera el partido perdido a cinco minutos del final. Pero gran parte de ese sufrimiento se ha debido a que sus últimos rivales han sabido encerrarse y no dejar espacios para los movimientos de Robben y Van Persie. Contra la albiceleste sí habrá espacios, por lo que Holanda puede hacer mucho daño por ahí. Sin embargo, tendrán que cuidar su defensa, demasiado inexperta para un duelo contra Messi, Higuaín y Lavezzi o Agüero.

Por el otro lado, Argentina se ha plantado en semifinales casi sin quererlo. Su grupo fue muy fácil, Suiza estuvo a punto de llevarles a los penaltis, y contra Bélgica ganaron gracias a un solitario tanto frente a un equipo novato que no hizo nada por el partido. Hasta el momento no han encontrado a ningún equipo que les presione y les deje sin balón -la que más cerca ha estado de hacerlo fue Nigeria-, por lo que si Van Gaal se decide a frenar su ataque desde el mediocampo, el juego argentino puede colapsar. Pero a su favor tienen una delantera excelente que se enfrentará además a una zaga que ha generado dudas en este campeonato, por lo que no sería de extrañar que si llegan balones a la vanguardia sudamericana, los tulipanes lo lamenten. Lástima la lesión de Di María, hombre importante en el ataque argentino, que será sustituido probablemente por Maxi Rodríguez o por Gago, según Sabella quiera optar por un juego más ofensivo o de control.

Por tanto este partido se presenta a priori como una opción más vistosa que la anterior. Argentina disfruta en ataque y sufre en defensa, mientras que Holanda tiembla atrás pero se muestra sólida de mitad para adelante. Espectáculo asegurado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s