Home

Mourad Elboudouhi, presidente de la asociación Watani, habla sobre la regulación del velo integral llevada a cabo en Lérida y Cataluña.

Mourad Elboudouhi es el presidente de la asociación Watani para la Libertad y la Justicia desde su fundación, en febrero de 2006. Esta entidad ha sido la principal detractora de la prohibición del velo integral en Lleida, lo que dio lugar a un proceso legal contra dicha normativa municipal, elaborada en 2010, y que ha llegado al Tribunal Constitucional, quien les ha dado la razón. Actualmente tienen abierto un proceso similar por la misma razón en Reus.

Pero esto no significa que Elboudouhi sea ningún radical. Con 31 años de edad trabaja como representante comercial y aún saca tiempo para estudiar derecho. Un perfil bastante diferente que el del integrista religioso que muchos podrían esbozar al pensar en una de las caras visibles de la lucha contra la prohibición del velo integral.

Diferentes tipos de velo islámico. / Web Islam

Diferentes tipos de velo islámico. / Web Islam

Sin embargo, quizás tenga algo que ver con su posición el hecho de que considere que este problema no era una función de su organización. “La asociación Watani no es una entidad religiosa, pero cuando vimos que las instituciones religiosas musulmanas no decían ni hacían nada ante este tema, y tras discutirlo en la asamblea y hablar con las familias afectadas –unas 12 como máximo según él-, decidimos tomar cartas en el asunto”. Asimismo, tampoco entiende que hayan tenido que intervenir ya que “hay un estado que debería hacer valer sus leyes, y estas normativas municipales atentan contra leyes nacionales”.

Respecto al proceso que les ha enfrentado con el Ayuntamiento de Lleida, destacan que dieron opciones al diálogo. Sin embargo, el consistorio rechazó la reunión propuesta durante el proceso de alegaciones a la normativa municipal.

Una de las cosas que llama su atención es que se hable de proteger a la mujer cuando previamente a estas prohibiciones no ha habido ninguna denuncia que diga que alguna ha sido obligada a llevarlo. Ni a través de la policía ni de los servicios sociales. “Creemos que es innecesaria la prohibición en este sentido porque es algo voluntario y el Ayuntamiento debe dedicar su tiempo en problemas más importantes e inmediatos”.

Entonces, ¿cuál es la razón tras estas prohibiciones? Según Elboudouhi “el cien por cien es interés político”. Si no lo fuera, el problema se podría abordar de otras maneras: a través de los servicios sociales, con el diálogo.

En cuanto al argumento recurrente de la falta de seguridad que puede acarrear una persona completamente tapada, responde que si a la entrada de cualquier espacio público un agente de seguridad exige que una mujer con velo integral se identifique, esta debe hacerlo. Pero una vez dentro, considera que es su derecho ir con la cara tapada o descubierta.

Asimismo, consciente del obstáculo que supone el velo integral para la integración en la sociedad española, Elboudouhi recalca que es un derecho llevarlo. Y le parece fundamental que las maneras no pasen por la prohibición. “Muchas hijas de mujeres que llevan velo integral han dejado de llevarlo –afirma-. Pero a través del diálogo y de la interacción con la sociedad española”.

Respecto a su opinión sobre esta prenda, primero hace una puntualización. “A nivel religioso hay una postura, que es que no se puede obligar a la mujer ni a llevarlo ni a no llevarlo, sino que es decisión suya”. Tras lo cual, afirma que a nivel personal considera que el velo integral no se adecúa al siglo XXI. También afirma que está de acuerdo con que hay que mantener la igualdad entre hombres y mujeres.

Pero con lo que muestra disconformidad es con las formas. Considera que la prohibición no ayuda a la integración de los musulmanes en Europa, a los cuales hasta ahora en gran parte de Cataluña se les ha marginado en los “puntos negros” de los distintos municipios.

Esta situación se puede cambiar bajo su punto de vista. A través de la sociedad y la política. “Hacen falta políticos valientes que vean a los extranjeros de otra manera, que vea son gente que ha venido a este país a aportar y son parte de este proyecto de España”. Asimismo, recalca que muchos inmigrantes como él aman la ciudad y el país en el que viven y quieren aportar. De hecho confiesa que quiere presentarse a las municipales de Lérida una vez tenga la nacionalidad española para poder ayudar a su ciudad. Una iniciativa alejada de la cerrazón en la cultura musulmana que muchos verán tras la batalla legal de la asociación Watani.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s