Home

Un breve repaso a varios de los principales partidos políticos que se presentan a las elecciones de este próximo domingo.

Este domingo las elecciones andaluzas darán el pistoletazo de salida a la vorágine electoral del 2015. Los habitantes de la comunidad autónoma sureña acuden a las urnas con las generales en el horizonte y con gran incertidumbre. Las encuestas auguran un reparto mayor que en anteriores comicios y la irrupción de nuevas fuerzas, como Podemos y Ciudadanos, puede despistar al votante que no esté muy informado.

Por ello, como ya hiciera ante las pasadas europeas, aquí pueden encontrar una ayuda para ver rápidamente qué propone cada partido o qué hay tras su fachada.

Partido Socialista Obrero Español

El PSOE llega a las elecciones con una necesidad imperiosa de ganar. Debilitados a nivel nacional, una derrota en su feudo histórico sería una sentencia de muerte.Su campaña es muy presidencialista. Susana Díaz acapara los flashes y las portadas, por delante de las propuestas. ¿Y qué es lo que ofrecen? Básicamente, seguir como estamos. Han basado su discurso en una crítica al PP a nivel estatal por su corrupción y a Podemos por “prometer cosas que no se pueden cumplir”.

Sus mitines y participaciones en debates parecen más un previo a las generales que una verdadera búsqueda del voto para estas elecciones.

Partido Popular

El PP trata de aprovechar el momento de debilidad socialista. Parapetados en el “y tú más”, han centrado su campaña en el caso de los falsos EREs y la imputación de Griñán y Chaves.

El liderazgo del desconocido Moreno Bonilla les ha permitido airear la imagen de opción de cambio libre de corrupción. El político malagueño no ha estado implicado en ningún escándalo -principalmente porque hasta hace poco estaba en la segunda fila y no ha podido salpicarle nada- por lo que siente que se puede permitir andar preguntando a Susana Díaz qué hace con los casos judicialmente abiertos en Andalucía. Sin embargo, cabe recordar que sí que hubo una polémica cuando Moreno Bonilla fue nombrado presidente del PP andaluz: un curioso incidente que pone en entredicho su currículo.

Por otro lado, también rechazan a Podemos con el mismo argumento de que no prometan lo que no pueden cumplir. Pero al mismo tiempo, Rajoy no ha dudado en prometer que su partido creará un millón de empleos en Andalucía. Una buena razón para votarles, de no ser porque ya en las últimas generales los populares incumplieron gran parte de sus promesas electorales (subir las pensiones, generar empleo, bajar los impuestos…).

Izquierda Unida (IULV-CA)

La formación de izquierdas pasa horas bajas ante el auge de Podemos y los sondeos auguran una importante caída. Sus resultados en Andalucía pueden ser un prólogo de lo que les pase en las generales.

Han centrado su discurso en una crítica a los dos grandes partidos, ambos salpicados por la corrupción y cada vez más apartados de la ciudadanía. Sus promesas siguen su línea clásica: derechos sociales, laborales… Al mismo tiempo, presentan el primer candidato a la presidencia de la Junta abiertamente gay.

Sin embargo, desde IU no han terminado de reaccionar al fenómeno Podemos y sus estructuras de partido siguen siendo demasiado recias frente a las demandas de una democracia más participativa. Asimismo, su líder parece no traer aire fresco en este sentido, ya que llega con el respaldo de todo el aparato de la formación.

Habrá que ver si el más que probable descenso en la Junta propicia cambios en el seno de IU o si por contra siguen actuando de la misma manera.

Podemos

La gran sensación se sitúa como tercera en discordia en las encuestas, aunque podría llegar a disputarle el papel de segunda fuerza al PP a pesar del estado prematuro en que les pillan estas elecciones. Con poco o nada que perder, sus resultados también pueden ser un interesante prólogo de lo que acontecerá en las próximas generales.

Su programa sin embargo resulta un tanto difuso y está compuesto en su mayoría por propuestas un tanto generales. Ponen como prioridades 30 puntos, en los que defienden muchas de las principales reivindicaciones sociales de los últimos años: viviendo, educación, sanidad, transparencia… Sin embargo, parece difícil que desde un gobierno autonómico puedan hacer todo lo que proponen -aunque hacer parte de ello ya sería más que positivo-.

Uno de sus principales puntos negros es la división del partido, que ahora parece calmada de cara a los comicios. La número 1 de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, pertenece al sector crítico de la formación, y ha habido tensiones a la hora de la formación de las listas. Pero parece que finalmente se presentan en paz y concordia en busca de comenzar su conquista de las instituciones españolas.

Ciudadanos

La otra gran sensación le come terreno a Podemos día a día y todo indica que se hará con un puñado de escaños en el parlamento andaluz. El partido de Albert Rivera ha superado la polémica suscitada por las declaraciones de su líder afirmando que “enseñarían a pescar a los andaluces” y se sitúa como probable pieza clave a la hora de buscar acuerdos.

Con su estética aséptica de camisas blancas y una crítica a los partidos mayoritarios que comparte algunos puntos con la de Podemos, Ciudadanos se ha abierto camino como una opción de cambio “más realista” -dirían ellos- y “menos extrema” que la formación de Pablo Iglesias. Algunos lo señalan como una marca blanca del PP, otros como un Podemos de derechas, ellos como algo diferente… Lo único que se puede sacar en común es que no se sabe bien qué son.

Y ahí es donde nada Ciudadanos para sacar resultados. Araña votos de aquí y allá jugando a esa indefinición. Sin embargo, un vistazo a su breve existencia, con representación en el Parlament de Catalunya, ayuda a comprender mejor su posición y a ver algunas ideas que no publicitan tanto, como su negación a condenar el franquismo, sus apoyo a políticas económicas neoliberales y el hecho de que en nueve años ya han tenido casos de corrupción en su seno.

UPyD

El partido de Rosa Díez busca colar al menos un parlamentario en el parlamento andaluz. Sin embargo, Ciudadanos parece haberle comido el poco espacio que tenía en la región del sur.

Resulta reseñable su respuesta a las polémicas declaraciones de Albert Rivera. Toda una muestra de la competencia entre ambas formaciones.

Relegados al ostracismo mediático, conseguir un escaño sería una heroicidad por su parte. Y más con un programa que, como acostumbran, tampoco termina de decir gran cosa. Como vienen haciendo desde hace tiempo, proponen una reordenación del estado que lleve a la eliminación de varios órganos públicos -como las diputaciones- en busca de una reducción de la burocracia. Sin embargo, esto también aparejaría despidos y un descenso del poder estatal -cabe suponer que en beneficio del sector privado-.

Vox y el resto

A pesar de que ni siquiera aparecen en las encuestas, cabe mencionar a Vox. Para esta campaña han elaborado dos vídeos rebosantes de islamofobia que han tenido una importante difusión en Internet.

Este primero, que ha gozado de mayor difusión, muestra su fantasía tanto del integrismo islámico -con el que tienen una fuerte obsesión- como con las consecuencias de la victoria de una formación como Podemos. No parece necesario comentarlo más, ya que el disparate es suficientemente mayúsculo por si mismo.

Por otro lado, su respuesta a la posibilidad de que Podemos expropiara la Giralda también ha sido muy radical y ha corrido por las redes. Tampoco hace falta demasiado comentario del vídeo, ya que la escasa calidad del mismo y de las proclamas de Santiago Abascal y Francisco Serrano dicen todo lo necesario sobre este partido. Sin embargo, llama la atención los aspectos de la supuesta cultura iraní sobre los que llaman la atención, ya que ninguno se corresponde con la realidad del país. Y varios de ellos donde ocurren no es en Irán sino en Arabia Saudí, país con el que el Gobierno español tiene lazos – y Cospedal aún no se ha tenido que ponerse el burqa-.

En resumen, estos vídeos muestran a la perfección tanto la ideología ultraderechista del partido como su desesperación por entrar en alguna institución -ya que en las europeas tampoco consiguieron un solo escaño-.

Además de estos hay más partidos que se han presentado a las elecciones, como el Partido Contra el Maltrato Animal (PACMA) o Falange, pero al igual que Vox sus opciones de conseguir un escaño son remotas, por no decir inexistentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s